New Muslims APP

La perspectiva islámica sobre los perros (1/2)

La perspectiva islámica sobre los perros (1/2)

En este artículo se examina la visión, el lugar y el trato a lo perros en el Islam

En este artículo se examina la visión, el lugar y el trato a lo perros en el Islam

Por John (Yahya) Ederer

En mis días de antes del Islam nunca fui muy fan de los perros. Algunos de los chicos con los que me juntaba tenían Pits y Rottweilers, a lo mejor intentando parecer más machos, y mis familiares tenían un par de perros, pero yo nunca tuve uno. Otros conversos pueda que tuviese una relación especial con los perros cuando en su juventud e incluso cuando se hicieron musulmanes. Tristemente, la actitud de muchos musulmanes respectos los perros es aleja a alguna gente del Islam. Puedo recordad un incidente muy desafortunado en el que mi adoctrinamiento a la exageración cultural de alguno musulmanes sobre los perros alejó a alguno miembros de mi familia del Islam.

Hace doce años mi hermano, a quien no había visto desde que me hice musulmán hacia un para de años, me invitó un fin de semana a celebrar la fiesta de acción de gracias en su casa. Como mucha gente, mi hermano y su mujer tenían un perro al que consideraban parte de la familia. Yo no sabía esto hasta que no llegué. El perro vino con él a la puerta cuando me abrió, lo que me molestó mucho e hice un gran escándalo sobre eso. Básicamente le exigí que dejase el perro fuera. Yo no era así antes de hacerme musulmán, por lo que esto lo puso a la defensiva. Cuando me preguntó el por qué de esto le dije: “Porque son sucios”. Aquí viene la parte graciosa, él me dijo: “¡Qué va hombre! No lo entiendes, ¡si le bañamos ayer! Por lo que yo replantee mi argumento para que fuese más acorde al hadith que todos conocemos, “No, es por su saliva”. Él dijo: “También le levamos los dientes. Y creo haber leído en algún sitio que la boca de los perros es casi más limpia que la de los humanos…” Y de hecho tenía algo de razón.

Durante todo el fin de semana escuché a su mujer murmurando “Qué clase de religión…” y “A lo mejor si los musulmanes aprendieran a apreciar a los perros no serían tan violentos…” Los más alocado de esto es que, generalmente hablando, estaban en lo cierto y que la posición que yo había adoptado en los dos últimos años estando con musulmanes era –de acuerdo a una interpretación clásica con fundamento- una tergiversación del Islam.

Entonces, ¿qué es lo que dice el Islam sobre los perros? Empecemos con el Corán. El perro es mencionado tres veces en el Corán, y ninguna de ellas de forma negativa. Dos de esas veces que es mencionado de hecho se alaba el perro como compañero de la gente.

En el surat al-Maidah Dios dice que de entre las cosas buenas permitidas para ti están los animales que cazas y que tu perro recoge para ti (Corán, 5:4).

En el surat al-Araf Allah acusa a quien ha sido guiado a la verdad pero elijé seguir sus pasiones. Asemeja este tipo de gente a una persona que so lo ahuyentas jadea y si lo dejas también (Corán, 7:176). Este verso simplemente se refiere a como los perros normalmente jadean todo el tiempo independientemente de que estén activos, tengan miedo o simplemente estén sentados mientras que un humano debe pensar, reflexionar y actuar de forma acorde; especialmente cuando se trata de la guía divina.

Finalmente tenemos la historia de los jóvenes temerosos de su Señor que fueron guardado por su perro en el principio del surat al-Kahf (Corán, 18)

Claramente la actitud anti-perro no está inspirada por el Sagrado Corán.

El problema del Islam cultural es que mucho de ello es una exageración de las escrituras. La gente se excede en la interpretación y la aplicación de las mismas. El caso de la aversión de algunos musulmanes a los perros tiene su raíz en alguno ahadith auténticos (dichos o tradiciones del Profeta, que la paz sea con él). Algunos de esto ahadith, cuando se leen aislados, puede que realmente den este impresión. La mayoría de la gente no conoce el discurso de conocimiento de estos ahadith, especialmente cuando se trata de combinar textos o diferentes narraciones y de deducir aplicaciones jurídicas derivadas de los mismos.

El primer hadith que voy a menciona tiene un par de variantes, todas ellas con el mismo significado y aplicación jurídica. Nunca olvidaré cuando escuché este hadith, fue en una clase de jurisprudencia con un conocido erudito. El shaykh (erudito) nos leía el texto de forma despreocupada y lo comentaba para que nosotros tomásemos notas: “Y el perro negro ha de ser matado, de acuerdo a un hadith auténtico [¡]”. Recuerdo haber pensado para mi mismo: “¿Qué? ¿Seguro que le he escuchado bien?”. Así que me permití no estar de acuerdo: “¿Por qué es eso?”. Así que el explicó el porqué: “Solo los que son negro oscuro, porque, de acuerdo a los ahadith, es una bestia vicioso o un demonio”. Después de esto respondí: “Eso no es cierto, he visto mucho perros negros que no son bestias viciosas”. A lo que el shaykh respondió: “Solo lo matas si es una amenaza”. A lo que yo respondí: “¿Por qué estamos entonces discriminando a todos los perros negros? Esto podría llevar a una confusión”. El shaykh a esto respondió: “Porque el Profeta, la paz sea sobre él, lo indicó de esta manera. A esto respondí: “A lo mejor el Profeta se refería a un tipo de perro en particular y no a todos lo perros negros”. La respuesta del shaykh fue: “Tenemos muchos textos auténticos, con cadenas de trasmisión diferente y auténticas, lo que significa que hemos de tomarlo en su sentido general”. A esto yo dije: “Jazak Allahu Khayran shaykh” (Que Allah te recompense) pero pensando para mi mismo que tenía que revisar esa declaración, independientemente de la erudición del shaykh, porque mi entendimiento de las escrituras y mi disposición espiritual innata no podía aceptar esta interpretación.

¿Hay una orden de matar este tipo de perros?

El Profeta, la paz sea sobre él, no ordenó sacrificar alguno perros y después dijo que no hay razón para darles muerte. Luego permitió a la gente usar los perros para la caza y el ganado (Bujari).

“Si los perros no fuesen una nación de entre la creación de Dios, os habría ordenado que los mataseis a todos. Así que matar solo al que es negro” (Tirmidhi, 1486).

Alguien preguntó a Abu Dar: “¿Qué es lo que distingue al perro negro del perro rojo o el amarillo?” El dijo: “Oh hijo de mi hermano, le pregunté al Mensajero de Allah, la paz sea con él, como tú me estás preguntando a mi, y él dijo: “El perro negro es un demonio”. (Muslim, 4:299)

“Hay cuatro animales que se pueden matar en cualquier momento: una serpiente, un perro vicioso, un cuervo, una rata y un escorpión” (Bujari).

El Profeta, la paz sea con él, también prohibió matar cualquier criatura viviente sin ninguna razón. (Muslim)

Los Malikis declaran que los últimos dos ahadith abrogan todos los anteriores, por lo que está prohibido matar a cualquier perro excepto el que te puede causar daño y es una amenaza (ver Mawahib al-Jaleel and Rawda al-Talibeen). La mayoría de la opinión es que los perros presentaban un peligro que después fue eliminado, por lo que la necesidad de matarlos fue abrogada excepto para le de color negro, la sabiduría tras este juicio solo Dios la conoce. En la siguiente sección os enseñará los ahadith de cómo la pureza de los perros está directamente relacionada en este contexto.

__________________

Traducido por la redacción de Nuevos Musulmane de: http://www.virtualmosque.com/islam-studies/faqs-and-fatwas/mans-best-friend-the-islamic-view-on-dogs/

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 4.50 out of 5)
Cargando…

Deja una respuesta