New Muslims APP

Los 40 Hadices de Imam An-Nawawi – 10 (video)

Los 40 Hadices de Imam An-Nawawi – 10 (video)

Shaij Ahmed Barmejo explica el décimo hadiz de Los 40 hadices de Imam An-Nawawi
Shaij Ahmed Barmejo explica el décimo hadiz de Los 40 hadices de Imam An-Nawawi
Shaij Ahmed Barmejo explica el décimo hadiz de Los 40 hadices de Imam An-Nawawi

Shaij Ahmed Barmejo explica el décimo hadiz de Los 40 hadices de Imam An-Nawawi

Shaij Ahmed Bermejo, Imam Jatib de la Mezquita Mayor de Granada, continúa en este vídeo con su útil, interesante y amena explicación del famoso libro de Los 40 Hadices de Imam An-Nawawi.

En este hadiz se nos informa de que hemos de actuar correctamente puesto que Allah solo acepta lo bueno y correcto. De hecho, fue esto lo que ordenó a los mensajeros, creer y actuad con rectitud. Y a nosotros nos ha ordenado seguir a los mensajeros.

También se no advierte: no podemos pretender que Allah nos responda y ayude cuando nuestra comida, bebida y vestimenta es ilícita; e ilícita no solo significa que se trate de alimentos que nos podemos consumir, como el alcohol y el cerdo, sino de la forma que hemos obtenido estos, ya fuese con dinero o con trabajo, este ha de ser ilícito.

Es muy interesante que el Profeta, que la paz sea con él, menciona en el hadiz a viajero, y dice que cómo Allah le va a ayudar en sus momentos difíciles cuando su provisión no es lícita y no actúa con el bien. De la misma manera ¿qué somos todos sino viajeros en esta vida?

El texto del hadiz completo es como sigue:

En un relato, Abu Hurairah -que Dios este complacido con él- dijo: “El Mensajero de Dios -la paz y las bendiciones de Dios sean con él-, dijo: “Cierto que Dios el Altísimo es bondadoso y no admite sino lo bueno, y cierto que Dios ordenó a los creyentes lo mismo que ordenó a los mensajeros. Dice el Altísimo: “Oh Mensajeros, comed de lo bueno y obrar el bien“. Y dice también: “Oh vosotros que creéis, comed de las cosas buenas que os hemos proveído“”.

Luego mencionó al hombre que durante un largo trayecto, despeinado y polvoriento, levantando sus manos hacia el cielo dice implorando: “¡Oh Señor! ¡Oh Señor! Pero su comida es ilícita, su bebida es ilícita, su vestimenta es ilícita y se ha alimentado con lo ilícito, ¿cómo pretende que se le responda?”

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja una respuesta